14 mayo, 2015

Tarta Tatin


A veces las cosas no salen como a una le gustaría, pero sabes qué, no me importa. Pero no en plan que no me importa un pimiento, si no más bien en plan... "No pasa nada Vero. No pienses tanto... Sólo vive hoy." Y sabes qué? Sienta muy bien concentrarse en el ahora, te da fuerza. Te lo recomiendo. No digo que no haya que hacer planes en la vida, por supuesto! Y marcarse objetivos! Claro que sí! Pero también hay que tener planes B, de esos en los que dejas lugar a la improvisación, al instinto y a la intuición... Porque a veces, esos desvíos inesperados son el camino idóneo para llegar a donde uno quiere llegar...

Bueno... Y después de esta intro tan "couch" que me acabo de marcar, te traigo una recetilla de las que levantan el espíritu, cómo no!!! 

La primera vez que hice la Tarta Tatin fue un desastre mundial... Se me rompió toda al darle la vuelta y en fin, se podía comer... Estaba rica... Pero ya está, dejémoslo ahí. Tardé un tiempo en volverla a hacer, porque digamos que me dolió lo que me hizo aquella tarta, pero tenía q sacárme la espinita.






Para los que no conozcáis esta receta, tiene la particularidad de ser una tarta (en este caso de manzana) pero invertida. Y no es que te la comas al revés! Noooo... Pero sí que se cocina al revés!! Cómo? Pues sigue leyendo que te lo explicaré pasito a pasito.


LA BASE (SABLÉE)

Ingredientes

  • 150 gr de harina
  • 1 yema
  • 75 gr de mantequilla a temperatura ambiene
  • 20 gr de azúcar glas
  • 10 gr de agua (si es necesario)
Ok, vamos al lío.
  1. En una batidora o robot de cocina, batir la mantequilla con el azúcar
  2. Añade la yema hasta integrar en la masa 
  3. Añade la harina tamizada
  4. Añade los 10 gr de agua si ves que la masa está muy seca.
  5. Debería quedar así:

A continuación:
  1. Haz una bola con la masa, sin amasar demasiado.
  2. Estira la masa con un rodillo entre dos hojas de papel film o hojas de guitarra.
Reservamos en el frigo hasta el momento de usarla.

RELLENO

Ingredientes:
  • 1 kg de manzanas 
  • 100 gr de azúcar
  • 30 gr de mantequilla
  • Una trozo de piel de limón (sin parte blanca)
  • Una rama de canela
    • Para saltear las manzanas
  • 100 gr de azúcar
  • 40 gr de mantequilla
    • Para hacer el caramelo con el que se cocinarán las manzanas en el horno.
  • 150 gr de nata
  • 100 gr de azúcar
  • Pizca de sal
    • Para hacer la Salsa Toffe y servirla aparte para echar individualmente a cada porción o por encima de la tarta.
Proceso:
  1. Pelamos todas las manzanas, las cortamos por la mitad, las descorazonamos y cortamos a cuartos cada mitad. Reservamos
  2. En una sartén grande o olla, ponemos el azúcar a fuego bajo. 
  3. Cuando prácticamente esté deshecho, echamos la mantequilla.
  4. No hace falta que esperemos a que se deshaga toda la mantequilla que ya podemos ir echando los trozos de manzana a tandas. Añadimos la canela y la piel de limón para darle aroma.
  5. Subimos el fuego a media potencia y vamos haciendo los trozos de manzana, que se vayan cocinando ligeramente y cogiendo color y soltando el propio jugo de la manzana. Ir sacándolas del fuego y dejarlas enfriar a parte.
  6. Una vez bien escurridas, ves colocándolas en el molde donde vayamos a hacer la tarta. Yo use como molde una sartén (23 cm)
  7. Mientras, volvemos a hacer de nuevo un caramelo. Cogemos un cazo y un truco para que se nos haga bien el caramelo es echar un poco de azúcar sobre la superficie del cazo hasta que se vuelva transparente. Entonces, añadir un poquito más de azúcar y esperar hasta que se derrita y así sucesivamente hasta que se acabe el azúcar. Sobre todo, no mover con espátula o varillas, porque si no se empaniza el azúcar (se hacen como pegotes), si quieres ir moviendo el azúcar para que se haga más uniformemente, mueve el cazo de un lado para otro, retirándolo del fuego y volviendolo a poner hasta que se funda. El caramelo es algo delicado y conviene no quitarle el ojo de encima, si no se te quema y lo tendrás que volver a repetir. Nunca uses un caramelo quemado o ligeramente quemado, porque amargará cualquier dulce que hayas preparado. Así que, ojo!
  8. Una vez esté derretido el azúcar echamos la mantequilla, fuera del fuego y vamos moviendo el cazo con movimientos circulares para integrar la mantequilla. Procura que la mantequilla no esté fría de la nevera, si no saltará mucho y puede que se te hagan trozos de caramelo duro. Y eso, no lo queremos. Ahora sí que puedes usar las varillas, para integrar bien la mantequilla. Ya tienes la salsa de caramelo.
  9. Echamos la salsa de caramelo sobre las manzanas que previamente ya habíamos colocado en el molde.
  10. Precalentamos el horno a 180ºC y cocemos las manzanas con la salsa de caramelo unos 20 minutitos.
  11. Transcurrido ese tiempo, sacamos el molde del horno y dejamos que se enfríe un poquito para no quemarnos con el molde.
  12. Sacamos la base de la tarta que teníamos reservada y la ponemos sobre el molde, presionando con cuidado hacia abajo y cortándo el sobrante de la base de la tarta con el mismo borde del molde, o bien, con un cuchillo.
  13. La base de la tarta debe estar arrás del molde y bien apretadita a las manzanas.
  14. Intenta que el borde de la masa esté ligeramente hundida hacia el interior del molde. No pinches la masa, no es necesario.
  15. La volvemos a introducir en el horno y cocinamos unos 15-20 minutos más.
  16. Aprovechamos para hacer la Salsa Toffe:
  17. Deshacemos el azúcar en un cazo, como explicaba antes.
  18. Una vez deshecho, echamos la nata a hilo y removiendo con unas varillas para integrarla en el caramelo. Reservamos.
  19. Sacamos la tarta del horno y dejamos que se atempere un poco, unos 5-10 minutos
  20. Con la punta de un cuchillo, despegamos la masa del molde. Asegúrate que está bien despegada la masa del molde.
  21. Y ahora llega el momento delicado... Darle la vuelta!! Y es más o menos como se le da la vuelta a una tortilla... Pero con cuidado!
  22. Coge un plato donde vayas a emplatar tu tarta y tapa el molde, por otro lado, coge con un paño por la parte de abajo del molde, vigilando de no quemarte. Para que te hagas una idea, las palmas de tus manos deben estar mirándose, haciendo presión, preparadas para hacer un giro decidido y sin pensar demasiado de 180ºC. Ok, ya está hecho... Respira.
  23. Ahora, con cuidado, empieza a levantar el molde y mira si se te ha despegado bien la base del molde, las manzanas harán de peso para que caiga toda la tarta tatin sobre el plato.
  24. Qué olor...  Qué pinta... Qué delicadeza... Indescriptible...
  25. Cuidado con la baba que no caiga sobre la tarta!! :)
La base de esta tarta es muy crujiente, pero a la vez muy quebradiza... Así que cuando le des la vuelta, trata de elegir el plato correcto donde la servirás, si no luego moverla, se te puede romper.

 La Salsa Toffe es una opción... Pero la verdad es que le queda estupendamente.  No crees?

 Y una vez quitada la espinita de la Tatin... Ahora ya no hay quien me pare!!! Es tan delicada y sabrosa que siempre triunfa, en plan... No quedan ni las migas!!!

Espero que te haya gustado la receta y espero que la pongas en práctica pronto!! Cualquier duda, estoy aquí para resolvértela así que no tengas miedo. Valdrá la pena.
Y ahora... A preparar la maleta!!! Quien sabe... A lo mejor os traigo una recetilla del norte de Italia, de esas que quitan "er sentío".
Hasta la próxima!

0 comentarios :

Publicar un comentario