17 enero, 2014

Minipizzitas bajas en calorías


Os dije que volvería pronto... Y aquí estoy!!!! Y esta vez con otra recetilla express, de poco ensuciar y sobre todo, añadiendo pocas calorías al tema en cuestión. Que hay que resistir a las tentaciones...





A pesar de que me apasione el mundo de la repostería, cuando estoy a dieta (en serio), es como que no me cuesta tanto resistirme a la tentación de un dulce. Sin embargo, si me ponen por delante una tapita de esas que "quitan el sentío" acompañado de una copita de vino blanco....  Esoooo... Esoooooo... Ya es otra cosa. Es una lucha interna y un poder mental que tengo que ejercer para no caer en la tentación... Que es cosa mala!! Por eso,  la verdadera prueba de fuego para mí, son los viernes o sábados por la tarde, o esos momentos de aperitivo... En los que llevas toda la semana currándotelo y una voz interior (normalmente vestida de rojo con un tridente en mano y cuernecillos rojos) te dice: "Te lo mereces... Por una cervecita no pasa nada... Por unas patitas que piques qué va a pasar, no seas exagerada..." Es a así o no es así???  Porque a mi me pasa. Ojo! Y puede que mi vocecilla tenga razón. Tampoco vale obsesionarse eh?



Pues por eso te traigo esta receta de Mini pizzas o snaks o galletitas saladas... Lo importante es que te quitan el gusanillo y no están mal! Evidentemente, no son como las galletas Tuc o estas minipizzas crujientes tipo snak, pero se trata de quitarle calorías a la cuestión y nos evitamos la harina y así de paso también es apta para celíacos. He de decir que dan bastante el pego.Pruébala y ya me dirás. Sólo necesitas:
  • 50 gr de claras (pueden ser frescas o pasteurizadas)
  • 60 gr de queso de untar light
  • 2 cucharadas de almidón de maíz (maicena) o fécula de patata (ojo! No copos de puré de patata. La fécula de patata la podéis encontrar en herbolisterías o tiendas de harinas y legumbres).
  • 1 cucharadita de levadura rasa
  • 1 pizquita de sal
  • Especias a elegir (orégano, romero, ajo, perijil, tomate liofilizado, etc... Incluso parmesano rallado!) Yo he usado una mezcla que uso para sazonar las pizzas o las bruschettas, que llevan un pupurri de especias y tomate liofilizado en polvo que la da un gusto a pizza muy bueno. Y otras con romero y un poco de parmesano recién rallado
Es muy fácil!

1º Calentamos el horno a 170ºC.

Luego ponemos todos los ingredientes en un bol, menos las especies. Batimos hasta que quede un líquido cremoso.

Lo pones en una manga pastelera, así te facilitara el trabajo y los círculos te saldrán mejor. Si no puedes utilizar una cucharita. Yo he hecho trampa y he usado una de macarons... Te quedan redonditas perfectas!

Lo vamos echando sobre una superficie de silicona resistente al calor, porque si lo ponemos en papel de horno luego nos costará despegarlo del papel. Pero en su defecto, lo puedes usar sin problemas.


Que no se te olviden las especias!! Ahora es el momento de colocarlas sobre la masa. Tú elijes que quieres poner!

Los ponemos en el horno ya caliente, unos 15 minutos o más. Cuando más tostadito, más crujientes. También dependerá de como las hagas de gruesas. Yo te aconsejo que las hagas bastante finitas.

Cuando ya las tengas, las pones a enfriar en una rejilla. Y listas para comer!

Es una receta un poco tonta, pero que a mí me hacía gracia hacerla! La hacía alguna vez cuando hice la dieta Dukan hace ya unos años... Que por cierto, no aconsejo. Pero sí que recuerdo que tenía algunas recetillas interesantes y curiosas que conseguían quitarte el gusanillo de algo dulce o algo "tentador" con bastante éxito. Por eso quería compartirla contigo.



Espero que te guste!!

Y a disfrutar del viernes!! Que mañana dicen que llueve... :(

Hasta dentro de muy prontito!!

Image and video hosting by TinyPic

0 comentarios :

Publicar un comentario