18 noviembre, 2013

Mini brioches con pepitas de chocolate

Como llueve eh?? Hoy es un lunes perfecto! Lluvioso, gris, frío, tristón, perezoso... Vamos, que cumple todos los requisitos para ser un lunes ideal... Por eso te mereces una terapia antilunes.

No se a ti, pero para mi amasar es altamente terapéutico y extrañamente liberador. Y encima, después de la "terapia", viene una sabrosa recompensa. Pero bueno, si por otro lado eres de las que sólo le gusta la recompensa, porque ya te resulta suficientemente terapéutico, pues también vale! ;).





Así que para un lunes gris, bien merece una dulce merienda... Y es que desayunar y merendar, son grandes momentos en el día en que realmente despertamos o nos tomamos un tiempo para nosotros. Durante la comida, vas por faena, es algo que a mucha gente incluso inoportuna. No debería ser así, pero reconócelo: parar tu ritmo del día para volver a continuar más tarde, para algunas (yo me incluyo) es matador!!  Pero y qué me dices de la merienda? Ese momento que a muchos también se les olvida, (a mi no tanto), en el que casi has acabado el día, o mejor aún, ya lo has acabado! Y en compañía, o sólo, o con tus hijos, o con unas amigas... Te sientas y desconectas... Aaaaaah... Qué bien...

Eso sí, deberías ser precabida y si quieres disfrutar de estos deliciosos brioches, para remojarlos en tu capuccino de la tarde... Mmmmm... Ya me lo estoy imaginando... Deberías preparlo el domingo por la tarde o noche, ya que es mucho mejor que repose la masa en nevera toda la noche. Y así, al día siguiente, ya lo tienes listo para acabarlos y hornearlos. Pero si no pudo ser, luego te explico un truquillo...

Ingredientes

- 250 gr de harina de fuerza
- 5 gr de sal
- 30 gr de azúcar
- 10 gr de levadura fresca
- 2 huevos
- 10 gr de leche
- 125 gr de mantequilla
- 100 gr de pepitas de chocolate

Preparación: 30 minutos (sin contar reposos)
Raciones: 12 unidades (aprox)
Cocción: 10-15 min a 200ºC

Preparación

- Disuelve la levadura en la mitad del azúcar y la leche (a temperatura ambiente o ligeramente templada)
- Mientras pesa en un bol la harina, la sal y el resto del azúcar.
- Echa a la mezcla de la levadura, los huevos y mézclalos bien.
- Echa la mezcla de huevo y levadura al bol de la harina y empieza a mezclarlos con una espátula o con las manos y empástalo bien hasta que puedas a amasar encima de la mesa.
- Echa un poco de harina sobre la mesa y empieza a amasar unos 10 minutos hasta que la masa coja elasticidad.
- Deja reposar unos minutos la masa mientras cortas la mantequilla a cuadritos.
- Integra la mantequilla a la masa. Ojo! Se volverá pegajosa y muy húmeda, pero es normal. Asegúrate de que la mantequilla se integra bien en la masa.
- Integra a la masa las pepitas de chocolate.
- Haz una bola y deja reposar la masa en un bol engrasado y filmado durante toda la noche en la nevera.
- Al día siguiente, deja que se atempere una hora fuera en nevera.
- Amásala ligeramente y estírala haciendo un rulo. Corta 12 porciones.
- De cada porción saca 1/3. Haz una bola con la masa más grande y ponla en un molde. Yo utilicé el molde de los cupcakes, pero puedes utilizar cualquier otro molde similar en cuanto a tamaño. Haz una endidura en el centro de la masa y con el otro trozo de masa más pequeño, haces una bola también y la colocas encima de la endidura que hiciste anteriormente.
- Las tapas con un trapo húmedo y las dejas reposar durante unos 30 minutos en un lugar cálido y húmedo (a ser posible).
- Píntalas con yema de huevo, mientras vas calentando el horno. Le dará un tono doradito espectacular.
- Hornéalo durante 10-12 minutos a 200ºC.

Notas

- Si los quieres preparar de hoy para hoy, deberás duplicar la cantidad de levadura fresca y dejar fermentar durante una hora. Después sigue el mismo procedimiento normal.
 - En este video, puedes ver, a partir del minuto uno aproximadamente, el paso a paso del amasado de este tipo de masas abriochadas. En este caso es el de la receta de la Coca de Sant Joan de crema, pero es muy similar en cuanto al procedimiento de amasado. Sobre todo, fíjate en la parte en la que se introduce la mantequilla, suele ser algo más complicado. En el video tutorial explico algunos trucos y modos de hacer para que lo tengas todo bajo control.



- Este método de bolear el brioche en una bola grande y otra más pequeñita encima, es el método parisino, pero lo puedes hacer en forma de pan de molde (en un molde de plumcake), o en forma de bollito y hacer un corte en cruz con unas tijeras. En este último caso, le puedes poner azúcar grano por encima antes de ponerlo en el horno.
- Humedece el horno antes de poner los bollitos. ¿Cómo? Espolvorea agua con el horno ya caliente, en la parte inferior del horno. Haz lo mismo encima de los bollitos.
- Estos bocados son deliciosos recién hechos, pero si te duran algo más de una tarde, consérvalos lo más herméticamente posible para que te aguanten tiernecitos. Les puedes dar un golpe de micro (5 segundos) cuando los quieras volver a comer.
- La receta es la que hice en mi escuela de cocina Terra d'Escudella y desde entonces, nunca me han fallado!
- Puedes cambiar las pepitas de chocolate por cualquier otra cosa que se te ocurra, e incluso aromatizar la masa de algo que pienses que le vaya como anillo al dedo. El panettone no deja de ser otro tipo de brioche, el cual lleva un montón de aromas y sabores, y el cual estoy deseando hacer estas Navidades. ¿Recuerdas la receta? Fue una de mis primeras entradas al blog... Se llamaba Il panettone de Veronica, jajajaja... Me rio o más bien... Me sonrojo! Sígueme de cerca, porque muy pronto publicaré una receta mejorada de este dulce tan irresistible.
- Puedes seguir las recetas de mi blog a través de Facebook, o suscribiéndote aquí para recibir las recetas, y mis idas y venidas, en tu mail.
- Muchas gracias por estar, ahí... Al otro lado de la pantalla y dejarme compartir contigo lo que más me gusta hacer... Pequeños bocados de felicidad!



Hasta la próxima!
  Image and video hosting by TinyPic

0 comentarios :

Publicar un comentario