01 septiembre, 2013

Galleteando

Dentro de poco me mudo. Qué pereza... Pero aunque parezca mentira, lo que me preocupa no es la mudanza, si no que me mudo de horno!! Y es que conocer a tu propio horno te puede llevar más o menos tiempo, pero sobre todo, unos cuantos desastres culinarios... El nuevo horno en cuestión es de gas. Sí, un desastre. Para hacer un buen asado al horno, dicen que va muy bien... Pero no es mi caso. Dicen de los hornos de gas que son muy potentes y un pelín descontrolados, así que lo tenía que comprobar por mi misma...