24 febrero, 2013

Tiramisú

Ya se que muchos pensáis que la palabra tiramisú se podría traducir literalmente por llévame arriba o tírame para arriba, pero en realidad, la traducción de la palabra veneciana tiramisú significa escógeme, que en cierto sentido, sería como llévame arriba... Es como si el postre te hablara, te susurrara al oído... "Cógeme a mí" o "Escógeme, por favor..."
Qué tierno... Un pastelito rico... Que te llama, te suplica, te pone ojitos tiernos, para que lo escojas... Cómo resisitirse a algo así??




Pero claro, también se podría interpretar como que te ánima, te lleva arriba, además es lógico: lleva café, lleva cacao y lleva un gustito de licor... Cómo para que no te anime!!! Pero claro, el Mascarpone lo hace un postre potente... en cuanto a graso me refiero. Sabíais que en un principio el tiramisú no llevaba queso Mascarpone?? Éste provoca el efecto contrario: pesadez en el estómago y por lo tanto, cansancio y somnolencia... Por qué será que todo lo delicioso e irresistible, siempre tiene un lado oscuro?

Hay miles de maneras de preparar este delicioso postre, pero aquí va una de ellas...


Ingredientes:

Base de melindros:

- 3 claras de huevo
- 3 yemas de huevo
- 90 gr de azúcar
- 90 gr de harina tamizada
- Azúcar glas para espolvorear

**Si no te apetece liarte mucho, puedes tomar un atajo y comprar los melindros ya hechos. Schhh... No se lo diremos a nadie... ;P

Jarabe:

- 50 gr de azúcar
- 50 gr de agua
- 100 gr de café
- 8 gr de amaretto/brandy/ron

Crema Mascarpone:

- 250g de queso mascarpone
- 3 yemas
- 60 gr de azúcar
- Media hoja de gelatina

Empezamos por hacer las capas de melindro que después empaparemos con el jarabe:

1º- Encendemos el horno!! A 190ºC. Así ya lo tendremos listo para cuando vayamos a meter la masa... Ya que estamos, prepararemos también una bandeja de horno con un papel de horno.
2º- Montamos las claras de huevo a punto de nieve con varillas eléctricas.
3º- Cuando están casi montadas, echamos a las claras los 90 gr de azúcar y batimos unos segundos más. A este gesto se le conoce como "apretar" las claras.
4º- Batimos, a parte, las yemas de huevo.
5º- Integramos las yemas de huevo batidas a las claras montadas, con una espátula y con mucho cariño...
6º- Integramos la harina que hemos tamizado previamente en un colador, a la mezcla. Siempre con la espátula y con movimientos envolventes, para evitar que baje el volumen que hemos conseguido con el montado de las claras.
7º- Para que nos sea más fácil, introducimos toda la mezcla en una manga pastelera (sin boquilla), y en la bandeja de horno que tenemos ya preparada, empezaremos a hacer tiras largas de arriba a abajo, pegadas la una a la otra, ya que esto serán las capas de bizcocho de nuestro tiramisú, que troquelaremos con un molde redondo o como lo queráis... Si no queréis usar o no tenéis manga pastelera, extender la mezcla en la bandeja de horno, ayudándote con una espátula para que te quede los más nivelada posible, dejándola con 1 cm de grosor.
8º- Espolvoreamos azúcar glas por toda la mezcla antes de meterla en el horno.
9º- Ya está! Introducimos en el horno ya calentito y lo dejamos muy poco tiempo, de unos 5 a 7 minutos. Mejor no quitarle el ojo al horno porque se cocina muy rápido y no queremos que se nos queme!! Sólo debe estar cocido por dentro, pero no hace falta que se tueste por encima...
10º- Cuando lo saquemos del horno, dejamos enfriar el bizcocho fuera de la bandeja del horno, a ser posible, encima de una rejilla.

Vamos a por la crema de mascarpone:

1º- Ponemos las yemas y el azúcar al baño maría, vigilando que no nos entre agua y no dejamos de remover con una varillas manuales.
**Debemos tener preparado la batidora eléctrica, ya que cuando la mezcla de yemas y azúcar llegue a 80ºC, debemos retirar del baño maría y seguimos batiendo con las varillas eléctricas hasta que la mezcla empiece a blanquear y esté bien emulsionada (casi triplique volumen).
***Si no tenemos termómetro, lo haremos a ojo... Debéis saber, que el huevo con el azúcar, empieza a cuajarse a partir de los 85ºC, por eso debemos retirarlo antes de que la mezcla empiece a cuajarse, si no tendremos una fabulosa tortilla dulce... y eso, no lo queremos! Debemos ir moviendo las yemas batidas con el azúcar, hasta que veamos que empieza a coger un poco más de cuerpo, pero sólo un poco, ya que la mezcla debe quedar igualmente líquida. Retiramos y batimos con batidora eléctrica hasta que triplique volumen y nos quede una mezcla perfectamente emulsionada y blanqueada...
2º- Cogemos el mascarpone y lo afinamos con unas varillas manuales o tenedor, para que no queden grumos.
3º- Si el mascarpone es muy líquido, necesitaremos gelatina para darle más cuerpo. Los quesos mascarpone que tenemos en nuestros supermercados son bastante líquidos... Si sabéis donde encontrar el "autentico" mascarpone, adelante! Seguro que estará mucho más consistente, y os saldrá un tiramisú delicioso!! En este caso, no necesitaréis añadirle gelatina.
4º- Si tienes un mascarpone más normalito, hidrataremos la media hoja de gelatina en agua bien fría durante unos 5-10 minutos. Tenlo en cuenta, y prepáratelo antes de preparar la mezcla de huevo y azúcar al baño maría, así ganamos tiempo!
5º- Escurrimos bien la gelatina con papel de cocina y en un recipiente apto para microondas, la calentamos 10 segundos. Lo justo para deshacerla...
6º- Añadimos la gelatina a mezcla de huevo y azúcar que tenemos bien emulsionada y removemos un poco con espátula.
7º- Poco a poco, vamos introduciendo el queso mascarpone a la mezcla de huevo con espátula y con movimientos envolventes, con delicadeza para no desesponjar la mezcla... Lo haremos en dos o tres veces.

El jarabe es muy sencillo:

1º- Haremos un almíbar con el azúcar y el agua. Lo ponemos en un cazo y lo calentamos hasta que veamos que no hay prácticamente granos de azúcar. Importante no remover!! Debe quedar muy líquido y transparente...
2º- Haremos un café largo... Esto lo dejaremos a gustos! O bien descafeinado, o de máquina, o de sobre, o expresso... Como queráis, cuánto más bueno mejor!
3º- Mezclamos el almíbar, con el café y con el licor (amaretto, brandy o ron).
**El amaretto es un licor típico de Italia que se utiliza mucho para este postre. Es un licor dulce de almendras y otros frutos que tiene un aroma muy característico que le va que ni "pintao" al tiramisú.

Montaje:

- Lo ideal es que tengáis a mano estos moldes, porque os servirán para cortar la plancha de bizcocho para hacer redondeles perfectos y además si tenéis 4 pequeñitos, podréis hacer 4 tiramisús individuales. O bien, un molde grande y hacer una tarta de tiramisú.  Estos moldes quedan muy bien, porque al quitarles el molde, se ven las diferentes capas de bizcocho y mascarpone, como se ve en la foto inicial más arriba.
- Si usáis este tipo de molde, deberéis forrarlo por dentro de papel acetato o bien de papel de horno, para que después podamos sacar el molde fácilmente, y podamos despegar el papel sin problemas...


- Si no tenéis estos moldes, podéis montarlo donde queráis, incluso en un recipiente que no necesite demoldar, y comer como si fuera un flan.
- Otro truco es que utilicéis papel de acetato como molde, lo cortáis en tiras y los unís con un trocín de celo, como se ve en la foto:



- En el molde o recipiente pondremos:

   1º- Una base de melindro que habremos cortado previamente.
   2º- Con un pincel, empaparemos el bizcocho con el jarabe de café. Si lo preferimos, podemos empapar directamente el bizcocho en el jarabe, y lo colocaremos en el molde.
   3º- Pondremos una capa de 1 cm aproximadamente de la masa mascarpone.
   4º- Volvemos a poner una capa de bizcocho, previamente empapada, o bien pincelada con el jarabe.
   5º- Pondremos otra capa de 1 cm de la masa mascarpone.
   6º- Lo ideal es que te quedara justo al filo de molde, así lo puedes alisar perfectamente con una espátula o cuchillo y te quede perfectamente liso!
   7º- Lo guardaremos en el congelador unas 3 horas como mínimo para que coja cuerpo y porque debe estar duro para poder desmoldarlo sin problemas.

   8º- Cuando lo vayamos a consumir, lo sacaremos del congelador 1 o 2 horas antes, para que se vaya descongelando.
   9º- Hay que desmoldarlo cuando está congelado, ya que está durito y no se deforma el tiramisú.
   10º- Antes de desmoldarlo, espolvorearlo con cacao. Así evitaremos que se manche el lateral del postre con cacao.
   11º- Desmoldamos y estará listo para presentar!!

Buon appetito!!!

0 comentarios :

Publicar un comentario