27 noviembre, 2012

Bienvenid@s


Hola a tod@s!! Mi nombre es Verónica, pero también respondo al nombre de Vero... Me encanta cocinar, dibujar, hacer fotos, decorar, pintar, escribir... Además de soñar, disfrutar de los pequeños placeres de la vida, enriquecerme de lo que me envuelve y emprender cosas nuevas. Siempre ha sido así, pero es ahora, cuando empiezo a atreverme a llevarlo a cabo... No es fácil, pero sí que es mucho más divertido y emocionante de lo que esperaba... Así que bienvenidos a mi caja de Pandora...

Estoy segura que alguna vez os habéis preguntado: "¿Y qué hago yo aquí?". Ya sea porque te equivocaste de línea de autobús o porque te equivocaste al elegir el amor de tu vida, la cuestión es la misma: Te equivocaste. Pero eso es lo bonito, no? Nos da nuevas opciones, nuevos caminos a seguir, nuevas perspectivas para rectificar, y así volver a equivocarse... y volver a escoger...y así hasta conseguir el camino adecuado... Eso es la vida amig@s, o al menos eso es lo que tengo entendido... Desde que pones un pie en el suelo, hasta que te acuestas... Contínuas decisiones que tomas tú mismo y que te llevarán por donde quieras que tu rumbo vaya... Por eso es importante una cosa: pon mucho corazón y un poco de razón en todas tus decisiones y escógelas tú, no permitas que los demás decidan por tí. Sólo así, es posible que algún día, en lugar de hacerte preguntas, encuentres respuestas...


Cuando aún no tenía muy claro qué hacer con mi vida, en realidad había algo que sí me llamaba mucho la curiosidad...  Quería hacer Cine o Bellas Artes, pero diría que no me “atreví” o como decía antes, dejé que otros tomaran esa decisión por mí. Supongo que tuve miedo. (Miedo... nuestro pequeño gran enemigo en el momento de tomar decisiones...) En su lugar, estudié Turismo. Sé que no es exactamente lo mismo, pero intuía que me iría bien... (Intuición, un gran amigo al que debemos escuchar más a menudo...) Gracias a mis estudios, conseguí otro sueño que tenía desde que empecé a estudiar esta carrera. Pero en realidad, empezó mucho antes sin ser realmente consciente de ello. Cuando viajaba con mis padres y me quedaba en esos pequeños, escondidos, grandes, acojedores y un sin fin de adjetivos que me cautivaban nada más entrar por la puerta de un hotel. Era mi pequeño hogar temporal. Así trataba cada una de las habitaciones donde "viví" cuando viajaba con mis padres. Y así me gustaba que se sintieran los clientes cuando llegue a este mundo profesional de los hoteles, hasta conseguir ser directora de uno de ellos. Mis estudios y mi profesión me han dado mucho, muchísimo... He aprendido y practicado idiomas, me dió el valor de coger la mochila e irme a las Antípodas del mundo, me dio la independencia económica y la posibilidad de creer en mí. Desarrollé una gran capacidad para relacionarme con personas, escucharlas y saber satisfacer sus necesidades, y muchas cosas más... Sí, me ha dado todas esas cosas, pero en algun momento, no cogí el camino adecuado, pero aún así seguí caminando... El camino no se podía acabar ahí. Y empezaba a hacerme demasiadas preguntas. Así que he decidido desandar lo andado, para volverme a encontrar, y volver a escuchar la vocecilla que había estado ignorando hacía ya mucho tiempo. Sólo tenía que escucharme y ser fuerte... Que no es poco!


Siempre he oido decir de mi que era una niña muy buena, pero muy “cojonuda”... En esencia, sigo siendo esa niña. Mi familia siempre ha sido de buen paladar y he tenido un sinfín de oportunidades desde que era una enana para empaparme de recetas, buenos alimentos y trucos de cocina... Diría que no son ni conscientes de la cultura que me han transmitido en ese sentido.

Mi pasión por la cocina creo que la tengo en los genes... Seguramente por mi vena gallega. El gusto de comer con gusto, el buen paladar y en definitiva, el amor por la cocina. Me encantaba ver como mi abuela hacía el pan, y sacaba un trocito de masa para que "jugara" con ella.
Por mi otra vena, corre sangre andaluza, el lado con más "grasia" y podríamos decir más creativo. Mi abuela me enseño a hacer gazpacho como el mago que enseña una nueva pócima a su aprendiz... Me decía "pon un poco de esto, un poco de lo otro"... Íbamos probando... Hasta que al final me desvelaba el secreto y me decía: "¿Qué te parece? ¡Acabas de hacer un rico gazpacho!" Tenía apenas 7 añitos...


Cuando una cosa te gusta, no te cuesta trabajo ponerte a ello, verdad? Es más, cuando volvía de trabajar, después de una larga y estresante jornada, cocinar ha sido tantas veces... Mi Método. Yo, mis ingredientes, mis recetas, y dejar volar la imaginación... Es el método que mejor me ha funcionado para poder desatascarme el cerebro de pensamientos negativos y dejar fluir los sentidos. Amasar, hacer galletas, decorar tartas, preparar postres, probar recetas nuevas, todo eso es para mi como entrar en un laboratorio, donde después de mezclar ciertos componentes y someterlos a diferentes temperaturas y diferentes procesos, se convierte en algo espectacular, en algo que te sorprende y te deja casi sin palabras... Algo así como... Magia!! Realmente es algo que me apasiona... Y de alguna manera, me gustaría que formara parte de mi vida. Me he dado cuenta que cuando una persona le gusta cocinar, en ese preciso instante está dando lo mejor de sí mismo, está literalmente dando amor... Es por este motivo que quiero usar esta vía de escape, esta nueva vía de expresión. Por eso, si descrubrís alguna vía por la cual os resulte más fácil dar amor, os animo a que lo hagáis, porque amar, es la mejor manera de crecer; y crear, la mejor manera de conocerse a si mismo. En definitiva, cocinar me hace ser mejor persona...

Esta es mi carta de bienvenida... Si he conseguido transmitir una pequeña parte de mi, estoy contenta. Poco a poco iréis viendo más pequeñas porciones de mi, en forma de galletas, bizcochos, tartas, panes, quichés o lo que me salga del corazón...


¿Qué os parece? ¿Vamos calentando hornos...?

Si es así, Sígueme y estarás al día de todas mis recetas, entre otras cosas...

Besitos!!!

2 comentarios :

  1. Vamos allá!! Yo me subo a los fogones y al horno contigo!

    ResponderEliminar
  2. Bienvenidad pues!!!! jajajajaja!! Un besazooooo!!!

    ResponderEliminar