05 diciembre, 2012

Cookies con pepitas de chocolate

No os podeis ni imaginar lo que da de sí una pequeña reunión de amigas... Bueno, qué digo! Seguro que sí lo sabéis... Risas, ilusión, sorpresas, confesiones, derroches de cariño, consejos, más risas, nuevas revelaciones... ¿Qué haríamos sin esos pequeños momentos con las amigas? Yo, que hacía mucho que no las veía, me dí cuenta de cuanto las necesitaba... Por eso quise recibirlas con todo mi cariño!! Una merienda rica en azúcares!!! Jijijijiji... Aunque se resistieron un poco al dulce, al final, sucumbieron a la tentación. El olor a café recién hecho imagino que ayudó mucho... :)
Las magdalenas quedaron muy ricas, y para que lo sepáis, son unas cup cakes que venden en el Lidl, a las que sólo tienes que añadir mantequilla y huevo y son super facilitas de hacer (incluyen hasta los 12 moldes de las cup cakes). Para personalizarlas un poco, utilicé algunos productos que también venden en el Lidl, como la cobertura de vainilla y las láminas de chocolate blanco. Ya de mi cosecha,  les puse un relleno de mermelada de mango y después de la cobertura de vainilla, rallé un poco de chocolate negro sobre las magdalenas. Unas laminitas de chocolate blanco, unos corazoncitos de colores... y listo!! Aunque no son cien por cien caseras, tengo que decir que estaban buenísimas, sobre todo por la parte costumizada... ;)

Pero no todo quedó ahí, también hice las tradicionales Cookies de Chocolate, que éstas si fueron 100x100 hechas a mano, con productos de mi despensa!!! Son muy fáciles de hacer y saben a las auténticas cookies de chocolate. Ahí va la receta:

- 170 gr de pepitas de chocolate (puede ser como vosotr@s queráis, negro, con leche, blanco o un poco de cada...)
- 100 gr de mantequilla pomada (si está muy fría ponerla unos segundos en el micro hasta que quede blanda, pero ojo! no derretida!!)
- 75 gr de azúcar
- 100 gr de azúcar moreno
- 2 gr de sal
- 5 gr de extracto de vainilla
- 1 huevo
- 200 gr de harina tamizada
- 5 gr de impulsor

Manos a la obra!!

1º.- Cogemos un bol grande y mezclamos la mantequilla muy pomada con los azúcares (blanco y moreno). Os recomiendo que no utiliceis la batidora eléctrica de barillas, mejor mezclar manualmente con unas barillas manuales. De esta manera, no intruoducimos demasiado aire y nos quedarán más crujientes :P
2º.- Añadimos el aroma y mezclamos un poco con barillas.
3º.- Añadimos el huevo y volvemos a mezclar bien hasta que esté integrado.
4º.- Añadimos la harina, el impulsor y la sal a la mezcla, pero esta vez mezclaremos la masa con espátula. Véreis que la masa se volverá tan espesa, que practicamente la podeis amasar con las manos, pero mejor no lo hagáis. En ese momento podéis añadir las pepitas de chocolate y seguir mezclando hasta que queden bien repartidas por la masa.
5º.- Dejamos reporsar la masa en el bol unos 30 minutos.
6º.- Mientras, podemos ir calentando el horno! Tiene que estar a 205ºC.
7º.- También deberíamos preparar la bandeja donde hornearemos las galletas, donde pondremos papel de horno.
8º.- Una vez la masa ha reposado, viene la parte entretenida... Hacer bolitas! Os aconsejo que no las hagais demasiado grandes por que crecen un poquito, hacedlas más o menos de la medida de una nuez, pero también depende de gustos.
9º.- Muy importante que hagáis bolitas, no es necesario que las hagáis en forma de galleta, es decir aplanarlas, porque cuando entran en el horno, la bolita se espachurra!! :O! Y ella sola se transforma en una preciosa cookie de chocolate...
10º.- Por tanto, es importante que no las pongáis muy juntitas en la bandeja, ya que cuando entran en el horno se chafarán y se pueden pegar unas con otras... Y ante todo queremos paz!! >D
11º.- En 8 minutos aproximadamente estarán listas!! Ojo, cuando salen del horno, salen blanditas, pero es por la mantequilla. Cuando se temple, quedarán super crujientes!!!

Están deliciosas, y si las mojas en la leche calentita... Mmmmmmmm... Que ricas... Salen muchas, depende del tamaño claro, pero se conservan muy bien, así que os animo a que las hagáis, que son super fáciles y estoy segura que a los niños (y no tan niños...) les encantarán!!

Qué? Bonitas eh? Pues están más ricas aún... Así que hacedlas y ya me contaréis!!!


27 noviembre, 2012

Il panettone de Verónica


Eccolo qua, il panettone. Para quien se quiera atrever, decir que es muy laborioso, pero está tremendo!!! Mirar el video, y más abajo os dejaré la receta y la explicación... La receta es de mi escuela de cocina, que por si no la he nombrado aún (diría que no) es Terra d'Escudella. Va por vosotros!!!


 


Hay van los ingredientes...

1º de todo hay que preparar el Prefermento o Poolish:

- 10 gr de levadura fresca
- 1 cs* de azúcar
- 125 gr de harina de fuerza
- 100 gr de leche tibia (<30ºC)

*cucharada sopera

Pasos:

1.º- Disolvemos la levadura en la leche tibia
2.º- Mezclar con los dedos el azúcar en la harina
3.º- Mezclar con los dedos la leche con la levadura en el bol con la harina y el azúcar
4.º- Cubrimos con un film y dejamos reposar en horno apagado durante 30-40 minutos

El poolish tiene un aspecto muy rústico, es de consistencia pegajosa y muy rugosa.

2º paso y el más importante, es la preparación de la masa del Panettone, y para eso necesitaremos:

- El Poolish preparado anteriormente
- 400 gr de harina de fueza
- 6 gr de sal fina
- 5 gr de levadura fresca
- 100 gr de azúcar
- 5 yemas de huevo
- 120 gr de agua (aproximadamente)
- Ralladura de naranja
- Esencia de vainilla
- 10 gr de aroma de azahar
- 10 gr de ron
- 10 gr de cointreau
- 140 gr de mantequilla muy fría (cortaremos en dados y reservaremos en nevera hasta que no se use)
- 300 gr de frutos secos y/o desecados (podeis utilizar menos si quereis, unos 200 gr por ejemplo si os gusta con menos frutos)


Como podéis ver, lleva unos cuantos ingredientes... así que os recomiendo que os prepareis todos los ingredientes para que luego no hayan sorpresas.
Vamos a ello:

1.º- En un bol, pondremos la harina de fuerza.
2.º- Dentro del bol, pondremos la sal, el azúcar y la levadura desmigada. Ojo! Disponerlo en el bol de manera separada, sobre todo que no toque la sal con la levadura, ya que la sal la mata literalmente :(
3.º- Removemos un todos los ingredientes con los dedos.
4.º- Añadimos el poolish al bol, mejor despedezarlo para que se ligue todo lo seco mejor con el prefermento. Mezclamos bien. A partir de este momento iremos añadiendo el resto de húmedos.
5.º- Añadimos las yemas de huevo. Vamos amasando.
6.º- Añadimos los alcoholes. Vamos amasando.
7.º- Añadimos las esencias (vainilla y azahar). Vamos amasando.
8.º- Añadimos la ralladura de naranja. Vamos amasando.
9.º- Añadimos el agua. Vamos amasando. Ojo! Echarla poco a poco, ya que si os pasais de agua quedará muy húmeda y costará mucho que quede elástica.
10.º- Amasamos hasta que la masa sea una masa elástica y firme.
11.º- Filmamos y dejamos reposar unos minutos (10 aproximadamente).
12.º- Aplanamos un poco la masa y sacamos la mantequilla de la nevera y la introducimos en la masa, poco a poco, la vamos boleando, y seguimos introduciendo todos los trozos hasta que esté integrada en la masa. Es muy importante que la mantequilla esté bien fría!! En el video corté los trozos muy grandes, pero es mejor que los corteis pequeñitos. En este paso es muy importante no calentar demasiado la masa, aunque igual de importante es que quede elástica y con toda la mantequilla ya integrada en la masa.
13.º- Boleamos, filmamos y dejamos reposar en el mármol durante 30 minutos.
14.º- Volvemos a aplanar un poco la masa e introducimos los frutos (pasas, nueces, piña desecada, mango desecado, incluso chocolate...) Integramos todo.
15.º- Boleamos y ponemos en un bol no muy grande engradaso con aceite.
16.º- Dejamos fermentar en el horno apagado, pero pondremos un cazo con agua hervida para crear humedad dentro del horno. De este manera la masa fermentará mucho mejor. Dejar durante unos 40 minutos aproximadamente. La masa tiene que doblar prácticamente su volumen, y debe quedar esponjosa (tocar con el dedo y si la masa vuelve a su lugar, es que está bien fermentada)
17.º- Cogemos la masa con cuidado, ya que ya estará fermentada y damos forma. Si queremos hacer panettones pequeñitos, lo cortaremos en trozos más pequeños y les daremos forma. En mi caso, he hecho un solo panettone.
18.º- Mientras estaba fermentando, podemos aprovechar para preparar el molde. Como veis en el video, yo he puesto la masa en sólo un molde. El molde es de unos 20 cm aproximadamente. Cuanto más ancho, menos altura... Así que vosotros mismos... Pero no os preocupéis porque queda igual de esponjoso!!!
El molde:
- Tiene que ser muy alto para que la fermentación vaya hacia arriba. Si aprovechais uno de bizcocho normal, debeis poner papel de horno que sobresalga más del doble de la pared del molde, como se ve en el video, no os corteis, después ya lo cortaremos antes de meterlo al horno para hornear
- Poner tambien papel de horno en la base
- Si utilizais papel horno, ponerlo doble, porque si no, no resistirá el peso
- No hace falta que unteis el papel con aceite ni mantequilla
19.º- Después de la fermentación en horno húmedo, sacamos la masa con cuidado, boleamos y la ponemos en el molde ya preparado.
20.º- En el horno apagado (no es necesario poner el agua), dejaremos reposar tooooooooooda la noche. Ahora si que ya no volveremos a tocar la masa...


---Un día más tarde--

21.º- Miraremos el horno y nos quedaremos alucinados! La masa debe haber subido muucho!! Es ya un panettone, pero en crudo. Ahora llega el momento de la verdad, la cocción.
22.º- En horno precalentado a 160ºC, introducimos el panettone. Si las paredes del moldes eran muy altas y ha sobrado papel, recortarlo, si no se quemará en el horno.
23.º- Dejar 1 hora aproximadamente. En mi caso, lo tuve que dejar más tiempo, casi 20 minutos más, pero siempre dependerá del horno. Si veis que se os está quemando mucho la parte de arriba, poner un papel de plata. Pinchar con un palito de madera largo para ver si esta cocinado por el centro.
24.º- Sacamos, y dejamos enfriar. Lo ideal sería poder dejar enfriar boca abajo, pero en mi caso no pude inventar nada para hacerlo. Aquí dejo en manos de vuestra imaginación algo para hacerlo, sin echar a perder el panettone... Lo que si es importante es que dejéis enfriar en una rejilla y sobre todo, dejarlo enfriar bien antes de consumir. Llevará bastante tiempo, unos 40 minutos más o menos...

Y ya está!! Queda un panettone ES-PEC-TA-CU-LAR... Sí, ya se que el de Italia es el mejor... no me cabe ninguna duda... Pero el vuestro tendrá, vuestro toque especial!

Bienvenid@s


Hola a tod@s!! Mi nombre es Verónica, pero también respondo al nombre de Vero... Me encanta cocinar, dibujar, hacer fotos, decorar, pintar, escribir... Además de soñar, disfrutar de los pequeños placeres de la vida, enriquecerme de lo que me envuelve y emprender cosas nuevas. Siempre ha sido así, pero es ahora, cuando empiezo a atreverme a llevarlo a cabo... No es fácil, pero sí que es mucho más divertido y emocionante de lo que esperaba... Así que bienvenidos a mi caja de Pandora...

Estoy segura que alguna vez os habéis preguntado: "¿Y qué hago yo aquí?". Ya sea porque te equivocaste de línea de autobús o porque te equivocaste al elegir el amor de tu vida, la cuestión es la misma: Te equivocaste. Pero eso es lo bonito, no? Nos da nuevas opciones, nuevos caminos a seguir, nuevas perspectivas para rectificar, y así volver a equivocarse... y volver a escoger...y así hasta conseguir el camino adecuado... Eso es la vida amig@s, o al menos eso es lo que tengo entendido... Desde que pones un pie en el suelo, hasta que te acuestas... Contínuas decisiones que tomas tú mismo y que te llevarán por donde quieras que tu rumbo vaya... Por eso es importante una cosa: pon mucho corazón y un poco de razón en todas tus decisiones y escógelas tú, no permitas que los demás decidan por tí. Sólo así, es posible que algún día, en lugar de hacerte preguntas, encuentres respuestas...


Cuando aún no tenía muy claro qué hacer con mi vida, en realidad había algo que sí me llamaba mucho la curiosidad...  Quería hacer Cine o Bellas Artes, pero diría que no me “atreví” o como decía antes, dejé que otros tomaran esa decisión por mí. Supongo que tuve miedo. (Miedo... nuestro pequeño gran enemigo en el momento de tomar decisiones...) En su lugar, estudié Turismo. Sé que no es exactamente lo mismo, pero intuía que me iría bien... (Intuición, un gran amigo al que debemos escuchar más a menudo...) Gracias a mis estudios, conseguí otro sueño que tenía desde que empecé a estudiar esta carrera. Pero en realidad, empezó mucho antes sin ser realmente consciente de ello. Cuando viajaba con mis padres y me quedaba en esos pequeños, escondidos, grandes, acojedores y un sin fin de adjetivos que me cautivaban nada más entrar por la puerta de un hotel. Era mi pequeño hogar temporal. Así trataba cada una de las habitaciones donde "viví" cuando viajaba con mis padres. Y así me gustaba que se sintieran los clientes cuando llegue a este mundo profesional de los hoteles, hasta conseguir ser directora de uno de ellos. Mis estudios y mi profesión me han dado mucho, muchísimo... He aprendido y practicado idiomas, me dió el valor de coger la mochila e irme a las Antípodas del mundo, me dio la independencia económica y la posibilidad de creer en mí. Desarrollé una gran capacidad para relacionarme con personas, escucharlas y saber satisfacer sus necesidades, y muchas cosas más... Sí, me ha dado todas esas cosas, pero en algun momento, no cogí el camino adecuado, pero aún así seguí caminando... El camino no se podía acabar ahí. Y empezaba a hacerme demasiadas preguntas. Así que he decidido desandar lo andado, para volverme a encontrar, y volver a escuchar la vocecilla que había estado ignorando hacía ya mucho tiempo. Sólo tenía que escucharme y ser fuerte... Que no es poco!


Siempre he oido decir de mi que era una niña muy buena, pero muy “cojonuda”... En esencia, sigo siendo esa niña. Mi familia siempre ha sido de buen paladar y he tenido un sinfín de oportunidades desde que era una enana para empaparme de recetas, buenos alimentos y trucos de cocina... Diría que no son ni conscientes de la cultura que me han transmitido en ese sentido.

Mi pasión por la cocina creo que la tengo en los genes... Seguramente por mi vena gallega. El gusto de comer con gusto, el buen paladar y en definitiva, el amor por la cocina. Me encantaba ver como mi abuela hacía el pan, y sacaba un trocito de masa para que "jugara" con ella.
Por mi otra vena, corre sangre andaluza, el lado con más "grasia" y podríamos decir más creativo. Mi abuela me enseño a hacer gazpacho como el mago que enseña una nueva pócima a su aprendiz... Me decía "pon un poco de esto, un poco de lo otro"... Íbamos probando... Hasta que al final me desvelaba el secreto y me decía: "¿Qué te parece? ¡Acabas de hacer un rico gazpacho!" Tenía apenas 7 añitos...


Cuando una cosa te gusta, no te cuesta trabajo ponerte a ello, verdad? Es más, cuando volvía de trabajar, después de una larga y estresante jornada, cocinar ha sido tantas veces... Mi Método. Yo, mis ingredientes, mis recetas, y dejar volar la imaginación... Es el método que mejor me ha funcionado para poder desatascarme el cerebro de pensamientos negativos y dejar fluir los sentidos. Amasar, hacer galletas, decorar tartas, preparar postres, probar recetas nuevas, todo eso es para mi como entrar en un laboratorio, donde después de mezclar ciertos componentes y someterlos a diferentes temperaturas y diferentes procesos, se convierte en algo espectacular, en algo que te sorprende y te deja casi sin palabras... Algo así como... Magia!! Realmente es algo que me apasiona... Y de alguna manera, me gustaría que formara parte de mi vida. Me he dado cuenta que cuando una persona le gusta cocinar, en ese preciso instante está dando lo mejor de sí mismo, está literalmente dando amor... Es por este motivo que quiero usar esta vía de escape, esta nueva vía de expresión. Por eso, si descrubrís alguna vía por la cual os resulte más fácil dar amor, os animo a que lo hagáis, porque amar, es la mejor manera de crecer; y crear, la mejor manera de conocerse a si mismo. En definitiva, cocinar me hace ser mejor persona...

Esta es mi carta de bienvenida... Si he conseguido transmitir una pequeña parte de mi, estoy contenta. Poco a poco iréis viendo más pequeñas porciones de mi, en forma de galletas, bizcochos, tartas, panes, quichés o lo que me salga del corazón...


¿Qué os parece? ¿Vamos calentando hornos...?

Si es así, Sígueme y estarás al día de todas mis recetas, entre otras cosas...

Besitos!!!